La Guardia Civil detiene a dos personas por sendos delitos contra la propiedad industrial en Gran Canaria

Los presuntos autores de los delitos vendían sobre todo baterías de móviles falsificadas

EDDC.NET / Las Palmas de Gran Canaria

La Patrulla Fiscal y de Fronteras (PAFIF) de la Guardia Civil de Santa María de Guía, en Gran Canaria, ha detenido a dos personas entre los pasados días 8 y 20 de mayo como presuntos autores de sendos delitos contra la propiedad industrial, al vender en sus comercios diferentes productos falsos relacionados con la informática y la telefonía móvil, al comercializarse con ellos sin la preceptiva autorización de los titulares de los derechos de las marcas correspondientes, en este caso cuatro.

Origen de la investigación

La Guardia Civil comenzó las pesquisas a raíz de una información aportada por un ciudadano, que  compró en un comercio una batería móvil para su smartphone, la cual se calentaba  de una manera excesiva hasta el punto de incendiarse.

Los agentes de la PAFIF realizaron una primera inspección en varios  comercios susceptibles de vender dicho material móvil, requisando cierto material para su examen y peritación. De esta manera   la PAFIF se pone contacto con los distribuidores oficiales en las islas de las baterías incautadas,  recibiendo información sobre  la no originalidad de las mismas.

Inspecciones y colaboración

De esta manera los agentes de la PAFIF comenzaron a inspeccionar varios comercios sospechosos de vender los referidos productos falsos, contando con la colaboración de un perito adscrito a la Comisión Antipiratería del Ministerio de Cultura.

Así el pasado día 8 de mayo inspeccionaron uno en Las Palmas de Gran Canaria, donde intervinieron 310 productos entre baterías de móviles, smartwatchs,  pendrives y cargadores de teléfono, todos falsos en base a las preceptivos informes periciales, identificando y deteniendo al dueño del negocio como presunto autor de un delito contra la propiedad industrial (arículo 273 del Código Penal).

Días después, concretamente el 20 de mayo, los agentes de la PAFIF inspeccionaron otro negocio situado en una localidad del municipio de  Gáldar, encontrando 83 baterías de teléfonos móviles de tres firmas comerciales que se vendían sin la citada autorización de éstas. Por ello los agentes intervinieron las baterías y detuvieron al dueño del local comercial también como presunto autor de un delito contra la propiedad industrial.

La investigación de la Guardia Civil continúa y no se descartan nuevas detenciones.

Los detenidos y la mercancía intervenida han quedado a disposición de los correspondientes Juzgados, en funciones de guardia, de Santa María de Guía y Las Palmas de Gran Canaria.