Sí se puede pide que se talen con celeridad troncos de palmas muertas existentes en Valle Gran Rey

Existen troncos de palmas muertas que ponen en riesgo la seguridad de vecinos

EDDC.NET / Santa Cruz de Tenerife

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey insta a las autoridades competentes a que se proceda con urgencia a la tala de troncos de palmas muertas que afectan a viales y a casas ante el patente riesgo en la seguridad de viandantes y vecinos del municipio. El mayor número de casos se da en la zona de Guadá y El Guro.

"Algo está fallando en los protocolos cuando después de que es evidente la muerte de una palma, y ante la denuncia de vecinos que sienten estos troncos como amenazas para la seguridad de viviendas y la propia integridad personal, desde el Cabildo Insular se pida, para llevar a cabo la tala, la autorización del propietario de la palma. Entendemos que la prioridad en este y en otros casos debe ser la seguridad de las personas”, explica Andrea Witt, portavoz de Sí se puede en Valle Gran Rey.

Para la asamblea local, el mantenimiento de estos troncos, algunos de muchos metros de altura, puede resultar un peligro ante fenómenos de vientos. “Creemos que no hace falta tener mayores conocimientos sobre la especie o sobre botánica como para saber que un tronco, una vez la planta está muerta, pierde estabilidad y puede derrumbarse en cualquier momento, máxime con fuertes temporales de viento como los que se han vivido las últimas semanas en Valle Gran Rey” insiste la portavoz.

La formación también denuncia la presencia de troncos muertos en caminos vecinales y cercanos a casas como en la carretera de Las Orijamas, el camino de Los Reyes o en el barrio de Arure.

“Esperamos que dentro de los múltiples proyectos que empleo que está desarrollando el Cabildo a través de encomiendas de empresas públicas se haya previsto desarrollar la tala de los ejemplares muertos y que se estén dando pasos para no retrasar más un aspecto tan básico como es la seguridad” abunda Witt.

Al respecto de las causas de las muertes de las palmas, la portavoz de la formación señala que "creemos que son varias. En algunos casos, y por los precedentes sufridos en el valle, pueden ser fruto de la utilización de veneno de uso agrícola para causarles la muerte, pero en otros casos parecen deberse a la sequía o por enfermedades vasculares".

A este respecto, desde la formación se pide la implicación activa de todas las Administraciones Públicas en dilucidar y evaluar las plagas y enfermedades que afectan a las palmas de Valle Gran Rey, y en evitar más muertes por sequía. "Los entubamientos sin gestión propiciados por el Cabildo Insular hacen un daño terrible en los palmares asociados a las acequias y debe trabajarse urgentemente para evitar más muertes".

"Hemos visto en prensa ya hace un tiempo el anuncio del Consejero de Desarrollo del Territorio de que se iban a colocar instalaciones para dar riego a las palmas afectadas por la sequía, pero que sepamos no se ha colocado nada ni se piensa hacer. El palmar de Las Orijamas parece sentenciado a desaparecer a corto plazo", apunta Witt.

Por último, la formación insiste en la necesidad de dar una respuesta rápida a la seguridad de vecinos y viandantes. “Nos parece un riesgo innecesario, cuando no una frivolidad, pedirles a los vecinos denunciantes la autorización del propietario de la palma, cuando en la mayor parte de los casos se desconoce la propiedad, mientras un tronco muerto y en proceso de descomposición amenaza diariamente la integridad de sus casas" finaliza sus declaraciones Andrea Witt.